Ir al contenido principal

Capítulo 6: La transmisión

Ante la terrible visión de la Tierra, Susan se había centrado en intentar averiguar lo que pudiera desde su posición en la Estación Espacial Internacional; debía mantener su mente ocupada para evitar la desesperación. No podía permitirse, y menos aún en su situación, que le invadiera el desánimo, así que había comenzado a cotejar todos los datos de los que disponía.

No sabía qué buscar ni lo que iba a encontrar, pero al menos podía acotar un primer análisis a un momento muy concreto: el instante en el que había saltado la alarma cuando habían caído las constantes vitales de Robert, Mikhail, Thomas y Koichi.

Nada; en apariencia, nada anormal había ocurrido. «Tiene que haber algo». Volvió a repasar los datos. Idéntico resultado. Los revisó una y otra vez, pero nada parecía explicar lo sucedido.

Sin darse por vencida, añadió a la observación las emisiones desde el exterior. Fue entonces cuando detectó una transmisión, un siseo casi imperceptible, procedente del espacio fracciones de segundo antes de que todo sucediera. No era capaz de determinar si la fuente provenía de algún satélite, de una sonda, o de más allá, cuyo origen sería desconocido; y, como si fuera en respuesta a la anterior, había habido otra, distinta, esta vez hacia el espacio, desde algún punto de la costa noroeste de España.